Fotografía Felina

Llevo ya tiempo fotografiando mascotas. Los gatos, junto con los perros, son mi especialidad. En estos años he aprendido a cuál es la mejor manera de trabajar con mascotas con todo tipo de carácter. Por eso, en el caso de los gatos, me gusta quedar antes de la sesión con ellos para conocernos y ver su carácter y los lugares donde se sienta cómodo para realizarle las fotos.

Para los gatos (y perros) pongo una condición: que la mascota quiera recibirme y acceda a que le haga fotos. Y no, no bromeo, hay mascotas que no aceptan a gente de fuera de casa, las hay que cuando ven una cámara se esconden y un largo etc. Ellos tienen una vida, igual que las personas, y mi primer valor es el respeto, el respeto a los pequeños o grandes, pero que no tienen opción a decir “no quiero que me hagas una foto” “esa persona no me cae bien porqué no la conozco”.

Me gusta retratarlos a ellos solos con juguetes y/o adornos que puedan reflejar su personalidad. Normalmente me suelen pedir fondos coloridos que hagan destacar mas al peludo, junto con atrezzo que contraste.

 

Podéis ver una selección de fotografías en la siguiente galería: Galería Felina